Cartas de los Lectores No 52

SUICIDADOS POR LA SOCIEDAD. Es realmente un excelente texto, tiene una sutileza en el hilo del placer, lo que más me gustó desde la perspectiva de la reflexión, es la agudeza, lo mordaz y corrosivo del vapuleo. Efer Arocha, escritor

***

ESCRITURA DEL ABISMO. Leí el artículo titulado Suicidados por la sociedad y debo elogiar su rigor crítico y la finura con la cual nos hace sentir a todos culpables. Debemos proteger a todos los artistas que caminan al borde del abismo. Muchas gracias. Juan Ramírez Ortiz, periodista

***

De antemano los felicitamos por tan maravillosa labor. Por consiguiente nos gustaría saber qué posibilidad hay de escribir en el periódico. Raúl Escobar Grisales

R: Esperamos sus colaboraciones

***

SEMANARIO DE OTRO MUNDO. Quiero hacer un reconocimiento humilde pero sincero a esta publicación maravillosa que rompe con esta trivialidad e hipocresía, que nos abre horizontes y nos muestra otro mundo de la creación, complejo, rico y especialmente, esencial. Les deseo muchos éxitos y aspiro en algún momento a poder colaborar. José Abad Giraldo Pérez

***

CONFABULADOS, envío una colaboración que ojalá les sea útil. También adjunto las direcciones de algunos amigos, a los que estoy segura les encantará recibir su periódico. Yudi Marlén Buitrago

***

GRACIAS CONFABULADORES. Sus textos y caricaturas me exaltan, me nutren, me aclaran, me divierten. Deforman de manera fructifica mi formalidad políticamente correcta, socialmente aceptable Estoy dado a la tarea de contaminar a mis amigos "maduros" para la sub-versión, con su publicación. Un saludo y un abrazo cómplice. Remberk G.M

***

FELICITACIONES maestro Márquez Cristo… Un abrazo de gratitud, Rafael Ordoñez

***

¡QUE TERRIBLE REALIDAD! Hay que hacer algo. Debemos lograr que nuestros jóvenes no se vuelvan adictos a la sociedad de consumo. Reciclar es una obligación y defender las buenas costumbres hacia el medio ambiente. Hay que sembrar árboles para tener aire puro, hallar un lugar para los pajaritos, proteger los nacederos, arroyos y declarar la guerra a la contaminación.
Si no limpiamos al menos no enmugremos. Cordial saludo, Martínez Pérez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada