Respuesta a Álvaro Marín

Por Óscar Collazos

Apreciados amigos: leí la carta de Alvaro Marín publicada en la revista virtual que me honra teniéndome entre sus colaboradores y en la que él hace una defensa de la condecoración que el Congreso hace o hará al Festival Internacional de Poesía y en la cual "polemiza" con declaraciones del poeta Juan Manuel Roca.

Dado que el Sr. Marín cita mal una supuesta reacción mía a la Carta de los Intelectuales y Artistas publicada en mi columna habitual de El Tiempo, les ruego publiquen estas líneas, pues no encuentro en dicho artículo la frase que el Sr. Marín me atribuye y en cual habría señalado a los firmantes de la carta como "aliados de los insurgentes." Deseo precisar que no existen en mi vocabulario ni en mis principios éticos esta clase de señalamientos, pese a las discrepancias que mantengo con quienes abren un ojo hacia cierta clase de crímenes y barbaridades y cierran el otro ante la evidencia de la barbarie guerrillera. No estaría mal recordar que mi columna fue precisamente publicada días antes de que se conociera el bárbaro asesinato de los diputados del Valle del Cauca secuestrados por las Farc.

El Sr. Marín debería aprender a citar correctamente en casos tan delicados como éste. Pero como parece no haber querido hacerlo, ha preferido la vieja costumbre de la tergiversación. Es curioso que al condenar la práctica uribista de convertir en "amigos de los terroristas" a quienes no están de acuerdo con su gobierno, el Sr. Marín convierta en perversos anticomunistas a quienes exigimos que, al condenar los horrores de los actores del conflicto, se condene por igual a paramilitares, guerrilla y Estado.

El Sr. Marín debería citar correctamente el texto de mi columna antes de utilizar lo que me atribuye y no escribí para polemizar con escritores y poetas que tal vez hayan sido sus amigos y, al parecer, discrepan éticamente de la condecoración que el Congreso ha decretado para resaltar la importancia del Festival Internacional de Poesía, polémica en la cual no entro ni salgo.

Lo invito a leer mis columnas de ese periódico y conocer por ellas mis posiciones sobre este gobierno, antes de torcer interesadamente los argumentos y sugerir que me coloco del lado de quienes, con mucha frecuencia, condeno en mis escritos. El Sr. Marín debería buscar enemigos en otros escenarios. Si sospecha que puede convertirme en enemigo porque discrepé de la carta de los artistas e intelecuales, se va a encontrar con un "enemigo" fácil de calumniar pero difícil de convencer y derrotar con tergiversaciones como las suyas. Con sentimientos de amistad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada